refrito.es.

refrito.es.

Use ajo y cebolla para más sabor en vez de productos procesados

Use ajo y cebolla para más sabor en vez de productos procesados

El ajo y la cebolla son dos ingredientes básicos en la cocina, pero a menudo son subestimados y pasan desapercibidos. Sin embargo, estos dos elementos pueden dar un gran impulso a cualquier receta, y lo mejor de todo es que son naturales y no tienen los efectos negativos de los productos procesados que se encuentran en el supermercado. En este artículo, te enseñaremos cómo utilizar el ajo y la cebolla para obtener más sabor en tus platos, en lugar de recurrir a los productos procesados.

El ajo y la cebolla son ricos en compuestos sulfúricos, que son los que les dan ese sabor fuerte y característico. Además, ambos poseen una gran cantidad de nutrientes beneficiosos para la salud, como antioxidantes, vitaminas y minerales, por lo que no solo agregan sabor sino que también tienen efectos positivos en nuestro cuerpo.

A continuación, te mostramos cómo usar el ajo y la cebolla en tus recetas, en lugar de recurrir a los productos procesados:

Sustituye el ajo en polvo por ajo fresco: El ajo en polvo es un ingrediente común en muchos productos procesados, pero tiene un sabor menos intenso que el ajo fresco. Además, el ajo en polvo puede contener otros aditivos innecesarios. En lugar de usar ajo en polvo, utiliza ajo fresco en tus recetas. Puedes picarlo o triturarlo para obtener el tamaño que necesites.

Utiliza cebolla en lugar de salsas preparadas: Las salsas preparadas suelen ser ricas en grasas y azúcares, además de tener un sabor artificial. En su lugar, corta cebolla en cubos pequeños y sofríela con un poco de aceite de oliva. Agrega un poco de sal y pimienta al gusto. Esta preparación te dará un sabor fresco y natural que resaltará el sabor de tus platos.

Haz tu propia salsa de tomate con ajo y cebolla: En lugar de comprar salsa de tomate preparada, compra tomates frescos o enlatados y agrega ajo y cebolla picados. Sofríe la cebolla y el ajo juntos y agrega los tomates. Cocina todo a fuego lento y agrega hierbas (como orégano y albahaca) y sal al gusto. Este método te permitirá controlar el sabor y la cantidad de ingredientes que usas, además de disfrutar de una salsa de tomate más fresca.

Prepara tus propios aderezos para ensaladas: Muchos aderezos para ensaladas tienen conservantes y otras sustancias que les dan un sabor artificial. En lugar de usar aderezos procesados, mezcla aceite de oliva, vinagre, ajo y cebolla picados, sal y pimienta, y agita todo en un frasco. Esto te dará un aderezo para ensaladas fresco y delicioso, sin añadidos innecesarios.

Agrega ajo y cebolla a tus salsas y guisos: Las salsas y guisos son excelentes oportunidades para agregar ajo y cebolla a tus recetas. Puedes sofreír ambos ingredientes en una olla antes de agregar otros ingredientes para que se integren bien en el sabor general. Añade ajo y cebolla picados, o agrégales entero y luego retíralos antes de servir, para dar un sabor adicional.

Use ajo y cebolla al hornear: El ajo y la cebolla también son excelentes para agregar sabor y textura a tus platos horneados. Prueba cortar cebolla en trozos pequeños y mezclarla en tu masa para panes o galletas. También puedes agregar ajo triturado a tus bollos o pizzas.

En conclusión, el ajo y la cebolla son dos ingredientes simples y naturales que pueden agregar mucho sabor a tus comidas. En lugar de recurrir a los productos procesados, prueba incorporar ajo y cebolla en tus recetas. Además de ser más saludables, tendrás un control mayor sobre los sabores que estás utilizando ¡y seguro que te sorprende lo bien que quedan! ¡Anímate a experimentar y disfruta de una cocina más natural y saludable!