Separa tus frijoles en porciones antes de refrigerarlos

El problema con los frijoles

Los frijoles son uno de los ingredientes más versátiles en nuestra despensa. Desde deliciosos guisos hasta ensaladas de frijoles, esta leguminosa es una excelente fuente de proteínas y fibra. Pero, ¿alguna vez te ha pasado que cocinas demasiados frijoles y no sabes qué hacer con ellos? ¿O que los frijoles se echan a perder antes de que puedas usarlos? En este artículo, te explicamos por qué debes separar tus frijoles en porciones antes de refrigerarlos y cómo hacerlo.

¿Qué hace que los frijoles se echen a perder?

Los frijoles son un alimento perecedero, lo que significa que se echan a perder rápidamente si no se almacenan adecuadamente. Cuando se cocinan, los frijoles son muy susceptibles a la oxidación y al crecimiento de bacterias. Por lo tanto, es importante separar los frijoles en porciones y almacenarlos en el refrigerador de manera adecuada. Al hacerlo, prolongarás su vida útil y podrás disfrutar de ellos durante más tiempo.

Cómo separar tus frijoles en porciones

Separar tus frijoles en porciones es una tarea sencilla que no te llevará mucho tiempo. Primero, debes dejar enfriar los frijoles completamente a temperatura ambiente antes de almacenarlos en el refrigerador. Una vez que los frijoles estén a temperatura ambiente, puedes comenzar a separarlos en porciones. Lo más recomendable es almacenar los frijoles en porciones individuales en contenedores herméticos. De esta manera, puedes sacar solo la cantidad que necesitas sin tener que preocuparte por desperdiciar comida. Si no tienes contenedores herméticos, puedes usar bolsas de plástico con cierre de cremallera. Es importante no almacenar los frijoles por más de cinco días en el refrigerador. Si no planeas usar los frijoles dentro de ese período de tiempo, es mejor almacenarlos en el congelador.

Cómo almacenar tus frijoles en el congelador

Si quieres almacenar tus frijoles por más tiempo, el congelador es la mejor opción. Los frijoles congelados pueden durar hasta seis meses. Para congelar tus frijoles, debes seguir los siguientes pasos: 1. Coloca los frijoles en un contenedor hermético o en una bolsa de plástico con cierre de cremallera. Asegúrate de etiquetar el contenedor o bolsa con la fecha de congelación. 2. Deja un espacio de media pulgada en la parte superior del contenedor o bolsa antes de cerrarla. Esto permitirá la expansión de los frijoles al congelarse. 3. Coloca los contenedores o bolsas en el congelador. Cuando estés listo para usar los frijoles, simplemente sácalos del congelador y descongélalos a temperatura ambiente o en el refrigerador. Una vez descongelados, puedes cocinarlos como lo harías con frijoles frescos.

Conclusión

Separar tus frijoles en porciones es una tarea sencilla que puede prolongar la vida útil de tus frijoles y evitar que se echen a perder. Almacenar tus frijoles en contenedores herméticos o bolsas de plástico con cierre de cremallera es una excelente manera de mantener tus frijoles frescos y listos para cocinar. Recuerda que los frijoles no deben almacenarse por más de cinco días en el refrigerador y que los frijoles congelados pueden durar hasta seis meses. Con estos sencillos consejos, podrás disfrutar de tus frijoles favoritos durante mucho tiempo.