Salsa de frijoles picante

Si eres un amante del picante y te gustaría agregar un sabor distintivo a tus comidas, no busques más allá de la salsa de frijoles picante. Esta salsa es fácil de hacer y se puede utilizar como acompañante de carne, fajitas, burritos y muchos más. Hoy te enseñaremos a hacer una sencilla pero deliciosa salsa de frijoles picante.

Ingredientes:

  • 1 lata de frijoles negros drenados y enjuagados
  • 1/4 de taza de cilantro fresco picado
  • Jugo de 1 limón
  • 1 chile jalapeño picado y sin semillas
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de crema agria

Instrucciones:

1. Comienza preparando tus ingredientes, enjuaga y escurre los frijoles y retira las semillas del jalapeño, pica el cilantro, corta el limón en mitades y ralla la cáscara.

2. Agrega los frijoles negros, el cilantro, el jalapeño picado y sin semillas, el jugo de limón, el comino, el ajo en polvo y la sal en un procesador de alimentos hasta que estén combinados y formen una pasta gruesa. Podrás ajustar la textura con más o menos líquido.

3. Agrega la crema agria y mezcle todo en el procesador de alimentos hasta que la salsa esté cremosa y un poco líquida. Ajuste la consistencia añadiendo más crema agria o jugo de limón.

4. Vierte la salsa en un tazón y decora con un poco más de cilantro picado y cáscara de limón rallada al servir.

Consejos para servir la salsa de frijoles picante:

- Sirve la salsa de frijoles picante como acompañamiento de guarnición para tacos, burritos y fajitas.

- Utiliza la salsa de frijoles picante para hacer un dip para nachos.

- Vierte la salsa de frijoles picante sobre huevos revueltos o huevos benedictinos para darle un toque picante.

- Agrega la salsa de frijoles picante a la masa de pizza para agregar un poco de sabor picante.

Consejos para almacenar la salsa de frijoles picante:

- Almacena la salsa de frijoles picante en un recipiente hermético en el refrigerador por hasta una semana.

- Si quieres una salsa menos picante, quita las semillas del chile jalapeño y reduce la cantidad de chile.

- Prueba diferentes frijoles, como frijoles pintos o frijoles blancos para variar el sabor de la salsa.

Conclusión:

La salsa de frijoles picante es una excelente adición a cualquier mesa de cena, además de ser fácil de hacer y personalizar para su gusto. Prueba esta receta en tu próxima comida y déjate sorprender por su sabor. Así que recoja los ingredientes y comience a hacer su propia salsa de frijoles picante hoy mismo. ¡Buen provecho!