Salsa de ajo y aceite para refritos

La salsa de ajo y aceite es uno de los condimentos más populares en la cocina mexicana. Se utiliza para sazonar refritos, verduras asadas, carnes y pescados, entre otros platillos. Si eres amante de los sabores intensos y picantes, sin duda esta salsa te encantará. Para preparar esta deliciosa salsa, necesitarás los siguientes ingredientes: - 6 dientes de ajo - 1/2 taza de aceite de oliva - 1 chile de árbol seco - 1/4 de cebolla - 1 cucharadita de orégano seco - Sal al gusto Comienza pelando los dientes de ajo y cortándolos en láminas delgadas. Luego, corta la cebolla en cubos pequeños. En una sartén, agrega el aceite de oliva y fríe los ajos y la cebolla a fuego medio hasta que estén dorados, cuidando de que no se quemen. Agrega el chile de árbol seco y el orégano y cocina por unos segundos más. Retira del fuego y deja enfriar. Una vez que la mezcla esté fría, transfiérela a un molcajete o procesador de alimentos y muélela hasta obtener una pasta suave. Si lo deseas, puedes dejar algunos trozos de ajo sin moler para darle más textura a la salsa. Añade sal al gusto y mezcla bien. Prueba la salsa y ajusta la cantidad de sal si es necesario. Esta salsa se puede almacenar en un frasco de vidrio hermético y refrigerarse hasta por dos semanas. La salsa de ajo y aceite se utiliza comúnmente para sazonar refritos. Para preparar un delicioso refrito con esta salsa, sigue estos pasos: - En una sartén, calienta una cucharada de aceite de oliva y fríe una taza de frijoles negros cocidos hasta que estén calientes. - Con un tenedor o machacador de papas, aplasta los frijoles para hacer el refrito. - Agrega una cucharada de salsa de ajo y aceite y mezcla bien. - Cocina el refrito por unos minutos más, revolviendo constantemente para que no se pegue al fondo de la sartén. Sirve caliente y disfruta de esta deliciosa y picante salsa de ajo y aceite. Además de sazonar refritos, esta salsa también se puede utilizar para marinar carnes y pescados, asar verduras e incluso como aderezo para ensaladas. ¡Anímate a probar esta sencilla pero sabrosa receta de salsa de ajo y aceite y dale a tus platillos un toque picosito y lleno de sabor!
  • Salsa de ajo y aceite
    • 6 dientes de ajo
    • 1/2 taza de aceite de oliva
    • 1 chile de árbol seco
    • 1/4 de cebolla
    • 1 cucharadita de orégano seco
    • Sal al gusto
  • Preparación
    • Pela los dientes de ajo y córtalos en láminas delgadas
    • Corta la cebolla en cubos pequeños
    • En una sartén, agrega el aceite de oliva y fríe los ajos y la cebolla a fuego medio hasta que estén dorados, cuidando de que no se quemen
    • Agrega el chile de árbol seco y el orégano y cocina por unos segundos más
    • Retira del fuego y deja enfriar
    • Transfiere la mezcla a un molcajete o procesador de alimentos y muélela hasta obtener una pasta suave
    • Agrega sal al gusto y mezcla bien
  • Cómo preparar un refrito con salsa de ajo y aceite
    • En una sartén, calienta una cucharada de aceite de oliva y fríe una taza de frijoles negros cocidos hasta que estén calientes
    • Aplasta los frijoles con un tenedor o machacador de papas para hacer el refrito
    • Agrega una cucharada de salsa de ajo y aceite y mezcla bien
    • Cocina el refrito por unos minutos más, revolviendo constantemente para que no se pegue al fondo de la sartén