Refritos sobrantes: cómo hacer tortillas rellenas deliciosas

Si tienes restos de refritos en la nevera, no desesperes. Ya sea por falta de tiempo, por hacer más cantidad de la necesaria o simplemente por costumbre, muchos hogares siempre tienen una porción de refritos sobrantes. Pero no hay por qué tirarlos: puedes utilizarlos para preparar unas deliciosas tortillas rellenas que te harán chuparte los dedos. Aquí te mostramos cómo hacerlo.

Ingredientes

  • 1 taza de refritos
  • 4 huevos
  • 1/2 taza de leche
  • 1/4 taza de queso rallado
  • Tortillas de maíz o trigo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite para cocinar
  • Paso a paso

    1. En un bowl, bate los huevos con sal y pimienta al gusto. 2. Agrega la leche y el queso rallado, mezclando bien. 3. Añade los refritos a la mezcla anterior, removiendo hasta que todo esté bien incorporado. 4. Calienta un poco de aceite en una sartén antiadherente. 5. Cuando esté caliente, vierte una porción de la mezcla de huevos y refritos en la sartén. 6. Deja que se cocine durante un par de minutos a fuego medio-bajo, hasta que la parte inferior esté dorada. 7. Dale la vuelta a la tortilla con mucho cuidado, utilizando un plato para ayudarte. 8. Cocina el otro lado de la tortilla durante un par de minutos más, hasta que también esté dorado. 9. Repite el proceso hasta terminar con toda la mezcla. 10. Calienta las tortillas en el microondas, en una sartén o en el horno para que estén más blandas y fáciles de manejar. 11. Rellena las tortillas con las tortillas de huevo y sirve al momento.

    Consejos

    - Si los refritos están muy secos, puedes agregarles un poco de agua o caldo de pollo para que queden más jugosos. - Prueba a añadir otros ingredientes al relleno, como trocitos de jamón, cebolla picada o pimiento verde. - Acompaña las tortillas con guacamole, salsa de tomate o crema agria para darle un toque extra de sabor.

    Por qué nos encantan las tortillas rellenas

    Las tortillas rellenas son una excelente opción para aprovechar restos de comida y hacer un plato delicioso y fácil de preparar. En este caso, los refritos aportan una textura cremosa y un sabor intenso que combinan a la perfección con la jugosidad de los huevos. Además, puedes jugar con los ingredientes que tengas a mano y crear tu propia versión de tortilla rellena. En definitiva, una receta perfecta para salir del paso en cualquier momento y disfrutar de una comida sabrosa y nutritiva. ¡Buen provecho!