No añada crema agria o crema de leche a sus refritos

No añada crema agria o crema de leche a sus refritos

Los refritos son un platillo mexicano clásico que ha ganado popularidad en todo el mundo. Este platillo puede ser utilizado como un acompañamiento, como un platillo principal o incluso como un ingrediente. Sin embargo, hay una práctica común que deberías evitar cuando preparas los refritos: añadir crema agria o crema de leche. En este artículo, te explicaremos por qué este ingrediente no es adecuado para los refritos y cómo hacer unos refritos deliciosos sin la necesidad de utilizar crema agria o crema de leche.

¿Por qué no debes añadir crema agria o crema de leche a los refritos?

A menudo, la gente añade crema agria o crema de leche a los refritos para darles una textura más suave. Sin embargo, la crema agria y la crema de leche no son ingredientes adecuados para los refritos por varias razones:

1. Modifica la textura del platillo: Agregar crema agria o crema de leche puede convertir los refritos en una pasta cremosa en lugar de un plato con textura. Los refritos deben tener una textura fina y granulada.

2. Altera el sabor: Los refritos tienen un sabor tradicional y único que puede ser alterado por la crema agria o crema de leche. Los refritos se hacen normalmente con ingredientes salados y picantes que se unen para formar un sabor distintivo. La crema agria o la crema de leche pueden enmascarar este sabor característico.

3. Agrega calorías innecesarias: Las cremas agrias y lácteas son altas en calorías y grasa. Agregar crema agria o crema de leche a los refritos puede convertir un platillo bajo en calorías y alta en proteínas y fibra en un platillo lleno de calorías.

Cómo hacer Refritos sin crema de leche o crema agria

Ahora que sabes por qué no es adecuado añadir crema agria o crema de leche a los refritos, vamos a enseñarte cómo hacer refritos deliciosos sin la necesidad de utilizar estos ingredientes.

Ingredientes:

-2 tazas de frijoles negros o pinto cocidos
-1/4 taza de aceite vegetal
-1/2 cebolla blanca finamente picada
-2 dientes de ajo picados
-1 cucharadita de comino molido
-1 cucharadita de cilantro molido
-1/2 cucharadita de sal
-1/2 taza de caldo de pollo

Instrucciones:

1. En una sartén grande a fuego medio-bajo, agrega el aceite vegetal y la cebolla y cocina hasta que estén doradas.

2. Añade el ajo, el comino, el cilantro y la sal a la sartén y cocina durante 2-3 minutos hasta que los ingredientes estén bien mezclados.

3. Agrega los frijoles cocidos y el caldo de pollo a la mezcla y revuelve bien.

4. Usa una licuadora o un molinillo de mano para triturar los frijoles hasta que tenga una textura fina y granulada.
5. Si los refritos están demasiado secos, agrega más caldo de pollo de a poco hasta que tenga una textura suave.

6. Continúa cocinando los refritos durante unos 5 minutos hasta que estén completamente calientes.

7. Sirve los refritos inmediatamente o déjalos enfriar y luego almacena en un recipiente hermético en la nevera.

Conclusión:

No añadir crema agria o crema de leche a los refritos puede parecer un cambio pequeño, pero hace una gran diferencia en la textura y el sabor del platillo. Los refritos son fácilmente modificables y se pueden hacer con cualquier tipo de frijol, así como con diferentes ingredientes frescos como guacamole, cilantro picado o cebolla en rodajas. Utilizando ingredientes tradicionales, puedes hacer unos refritos deliciosos y saludables en casa sin la necesidad de utilizar crema agria o crema de leche. ¡Prueba nuestra receta y comparte tus propios consejos para hacer el mejor refrito sin crema!