refrito.es.

refrito.es.

Convierte los sobrantes de refritos en deliciosos frijoles charros

Convierte los sobrantes de refritos en deliciosos frijoles charros

Convierte los sobrantes de refritos en deliciosos frijoles charros

¿Alguna vez te has preguntado qué hacer con esos sobrantes de frijoles refritos que tienes en la nevera? En lugar de tirarlos, conviértelos en una deliciosa olla de frijoles charros. Esta receta tradicional mexicana es fácil de hacer y es una excelente manera de aprovechar los alimentos que de otra manera se desperdiciarían.

Para comenzar, necesitarás reunir algunos ingredientes básicos. Para hacer frijoles charros, necesitarás:

- 2 tazas de frijoles refritos
- 4 tazas de agua
- 1 cebolla picada
- 2 dientes de ajo picados
- 2 chiles jalapeños picados
- 1 taza de tocino picado
- 1 taza de chorizo picado
- 1 tomate picado
- Sal y pimienta al gusto

Una vez que tengas todos tus ingredientes, es hora de empezar a cocinar. Comienza por calentar una olla grande a fuego medio-alto. Agrega la cebolla y el ajo y saltea hasta que estén suaves y fragantes, unos 3-4 minutos. Agrega el tocino y el chorizo y cocina hasta que estén dorados, unos 5-7 minutos.

A continuación, agrega los chiles jalapeños y el tomate picado. Cocina por otros 2-3 minutos, hasta que los chiles estén suaves y el tomate esté ligeramente cocido. Agrega los frijoles refritos y el agua, y sazona con sal y pimienta al gusto.

Reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante unos 30-40 minutos, o hasta que los frijoles estén suaves. Si la mezcla se espesa demasiado, puedes agregar más agua según sea necesario para alcanzar la consistencia deseada.

Sirve los frijoles calientes, acompañados de tortillas de maíz recién hechas y un poco de queso fresco desmenuzado por encima. ¡Y disfruta de esta deliciosa y reconfortante comida casera!

Si tienes sobras de frijoles charros, puedes guardarlas en la nevera en un recipiente hermético durante varios días. También puedes congelarlos para una comida rápida y fácil en el futuro.

Además de ser una excelente manera de aprovechar los sobrantes de frijoles refritos, esta receta también es perfecta para cualquier comida en la que quieras agregar un poco de sabor latino. Ya sea que estés haciendo una cena de tacos, una barbacoa al aire libre o simplemente una cena casera con amigos y familiares, los frijoles charros son una excelente opción.

A continuación, te dejamos algunas variaciones para esta receta básica de frijoles charros para que puedas personalizarla a tus gustos:

- Cambia el tocino y el chorizo por carne de res o cerdo desmenuzada.
- Agrega maíz, pimientos, zanahorias u otras verduras a la mezcla.
- Cambia los chiles jalapeños por chiles serranos o habaneros si prefieres un poco más de picante.
- Agrega hierbas y especias como cilantro fresco, comino, orégano y chile en polvo para darle un sabor más auténtico.
- Haz una versión vegetariana de los frijoles charros omitiendo el tocino y el chorizo y agregando más verduras y especias.

En resumen, los frijoles charros son una excelente manera de aprovechar los sobrantes de frijoles refritos y crear una deliciosa comida casera llena de sabor. No dudes en probar esta receta tradicional mexicana y agregar tus propias variaciones para hacerla aún más deliciosa. ¡Buen provecho!