refrito.es.

refrito.es.

Consejos para que tus refritos sean una alternativa saludable a los fritos

Consejos para que tus refritos sean una alternativa saludable a los fritos

Introducción

Los refritos son un plato muy popular en la gastronomía mexicana. Consisten en freír frijoles cocidos con aceite, cebolla, ajo y condimentos hasta que estén dorados y cremosos. Pero, como sabemos, los fritos no son una opción saludable. Sin embargo, hay maneras de hacer los refritos más saludables. En este artículo, vamos a compartir contigo algunos consejos para que puedas disfrutar de este delicioso platillo sin sentirte culpable.

Consejo #1: Utiliza aceite saludable

El primer paso para hacer tus refritos más saludables es utilizar un aceite saludable. En lugar de utilizar aceites refinados y procesados, opta por aceites que sean naturalmente saludables, como el aceite de oliva, el aceite de coco o el aceite de aguacate. Estos aceites contienen grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que son mejores para tu corazón y ayudan a reducir el colesterol malo.

Consejo #2: Reduce la cantidad de aceite

Además de utilizar un aceite saludable, también es importante reducir la cantidad de aceite que utilizas. En lugar de cubrir los frijoles con aceite en la sartén, utiliza una cantidad moderada de aceite y agrega agua para cocinar los frijoles. De esta manera, los frijoles absorberán la humedad en lugar de más aceite.

Consejo #3: Agrega más verduras

Una manera de hacer tus refritos más nutritivos es añadir más verduras. Las verduras no solo aportan sabor y textura, sino que también agregan nutrientes y fibra. Puedes agregar pimientos, chiles, jitomate, calabacín, espinacas, entre otras opciones. También puedes agregar hierbas frescas como cilantro, perejil y orégano para darle más sabor a tus refritos.

Consejo #4: Utiliza frijoles menos procesados

Otra forma de hacer tus refritos más saludables es utilizar frijoles menos procesados. En lugar de utilizar frijoles enlatados, trata de cocinar frijoles secos. Los frijoles secos contienen menos sodio y conservantes que los frijoles enlatados y te aseguran que no hayan sido cocidos con aceites poco saludables. Además, cocinar tus frijoles desde cero te permitirá controlar la cantidad de sal que utilizas.

Consejo #5: Usa menos queso

El queso es un ingrediente perfecto para refritos, pero también es una gran fuente de grasa y calorías. Si quieres reducir la cantidad de grasa, trata de usar queso en cantidades moderadas o reemplazalo con queso bajo en grasa o queso rallado. Una opción saludable es utilizar queso cotija, que es alto en proteínas y bajo en grasa.

Consejo #6: Sirve con opciones saludables

Una manera de compensar la cantidad de calorías que tus refritos puedan tener es acompañarlos con opciones saludables. Puedes servir tus refritos con guacamole, pico de gallo, chiles asados o cualquier vegetal de tu elección. También puedes optar por tortillas de maíz en lugar de tortillas de harina para reducir tu consumo de carbohidratos.

Receta saludable de refritos

Ingredientes: - 1 taza de frijoles negros cocidos - 1 cebolla picada - 2 dientes de ajo picados - 2 cucharadas de aceite de oliva - 1/2 pimiento rojo picado - 1/2 pimiento amarillo picado - 1 cucharadita de comino - Sal y pimienta al gusto - Cilantro fresco para servir Instrucciones: 1. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. 2. Agrega la cebolla y cocina hasta que esté suave, unos 3-4 minutos. 3. Agrega los pimientos y el ajo y sigue cocinando hasta que los pimientos estén suaves, unos 5-7 minutos. 4. Agrega los frijoles cocidos y el comino. Mezcla bien. 5. Cocina los frijoles durante unos 5-7 minutos, revolviendo ocasionalmente hasta que estén dorados y cremosos. Si los frijoles parecen secos, puedes agregar un poco de agua o caldo de verduras. 6. Agrega sal y pimienta al gusto. 7. Sirve en un plato y espolvorea con cilantro fresco.

Conclusión

Los refritos son una comida deliciosa y tradicional de la cocina mexicana que pueden ser disfrutados de manera saludable con unos cuantos ajustes. Utiliza aceites saludables, reduce la cantidad de aceite utilizado, agrega más verduras, usa frijoles menos procesados, usa menos queso y sirve con opciones saludables. Con estos consejos y la receta saludable que te hemos proporcionado, serás capaz de disfrutar de tus refritos favoritos de una manera equilibrada y nutritiva. ¡Buen provecho!