Cómo hacer refritos de frijoles mungo: origen y preparación detallados

Los refritos de frijoles mungo, también conocidos como dal makhani, son un plato de la India que se ha popularizado en todo el mundo. Este platillo es famoso por su sabor y su textura cremosa, lo que lo hace perfecto para acompañar cualquier tipo de arroz, tortilla o pan.

Origen:

El dal makhani se originó en la región de Punjab, ubicada al norte de la India. Es una receta antigua, que ha sido transmitida de generación en generación. Este platillo era preparado principalmente por agricultores y campesinos, quienes utilizaban los ingredientes que tenían a su disposición. Fue a través de la improvisación y la creatividad que se creó esta deliciosa receta.

Preparación:

Para hacer refritos de frijoles mungo, necesitarás los siguientes ingredientes:

- 1 taza de frijoles mungo
- 1/4 taza de frijoles rojos
- 2 cebollas picadas
- 2 cucharadas de jengibre rallado
- 2 cucharadas de ajo picado
- 2-3 chiles verdes picados
- 1 cucharada de comino molido
- 1 cucharada de cilantro molido
- 2 cucharadas de mantequilla
- 1/2 taza de tomates picados
- 1/4 taza de crema de leche
- Sal y pimienta al gusto

Paso 1:

En una olla a presión, agrega los frijoles mungo y rojos junto con 4 tazas de agua. Cocina a fuego medio-alto durante 15 minutos o hasta que los frijoles estén blandos.

Paso 2:

En otra sartén, derrite la mantequilla y agrega la cebolla, el jengibre, el ajo y los chiles verdes. Cocina a fuego medio hasta que las cebollas estén doradas.

Paso 3:

Agrega los tomates picados y cocina durante 3-4 minutos. Luego, agrega el comino molido y el cilantro molido y cocina durante otros 2 minutos.

Paso 4:

Agrega los frijoles cocidos, incluyendo cualquier líquido restante en la olla a presión, a la sartén y cocina a fuego medio-bajo durante 15 minutos más. Agrega sal y pimienta al gusto.

Paso 5:

Retira del fuego y agrega la crema de leche. Mezcla bien.

Paso 6:

Usando un procesador de alimentos o una licuadora, procesa los frijoles para obtener una textura cremosa. Dependiendo de tu preferencia, puedes dejar algunos pedazos enteros o procesarlos completamente.

Paso 7:

Sirve caliente y disfruta de deliciosos refritos de frijoles mungo.

Conclusión:

Los refritos de frijoles mungo son un platillo versátil que se puede disfrutar durante todo el año. Son ricos en sabor, nutritivos y fáciles de preparar. A través de este proceso de preparación, te habrás dado cuenta de lo fácil que es hacerlos y que los ingredientes son fáciles de encontrar en cualquier supermercado. Es una gran opción para una cena rápida o para una fiesta con amigos. ¡Disfruta de tus refritos de frijoles mungo y experimenta el auténtico sabor de la India en tu propia casa!