refrito.es.

refrito.es.

Cómo conseguir unos refritos ligeros y sin exceso de grasa

Cómo conseguir unos refritos ligeros y sin exceso de grasa

Cómo conseguir unos refritos ligeros y sin exceso de grasa

Los refritos son un clásico de la cocina popular mexicana. Se trata de un preparado de frijoles o cualquier otro tipo de legumbres que se cocinan en una sartén con diferentes ingredientes como cebolla, ajo, chile, e incluso carne. El resultado suele ser un platillo lleno de sabor y muy nutritivo, pero también puede ser muy pesado y grasoso si no se cocina adecuadamente. Por ello, hoy te presentamos algunos tips para conseguir unos refritos ligeros y saludables.

1. Escoge bien los ingredientes

El primer paso para hacer unos refritos saludables es escoger bien los ingredientes. Lo recomendable es utilizar legumbres de calidad, preferiblemente cultivadas de forma orgánica. Además, es importante evitar los productos procesados y enlatados que contienen muchos conservantes y aditivos. Otro punto importante es elegir grasas saludables como el aceite de oliva o de coco en lugar de la manteca de cerdo.

2. Cocina las legumbres correctamente

El siguiente consejo tiene que ver con la cocción de las legumbres. Lo ideal es cocinarlas con anticipación, ya sea remojándolas durante toda la noche en agua o utilizando una olla de presión. Al cocirlas de esta forma, se ablandan más fácilmente y reducen el tiempo de cocción en la sartén. Además, esto también ayuda a que la digestión sea más fácil y rápida.

3. Añade especias y verduras

Para que los refritos tengan mucho sabor, es necesario jugar con las especias y las verduras. En lugar de utilizar grandes cantidades de grasa y sal, es recomendable utilizar ingredientes como cebolla, ajo, chile, cilantro, entre otros. Estos ingredientes añaden un gran sabor y son muy saludables. Además, puedes agregar verduras como zanahorias, espinacas o calabacines para añadir más contenido nutricional.

4. Controla la cantidad de grasa

Como hemos mencionado anteriormente, la elección de la grasa es muy importante. Pero, aún más importante es controlar la cantidad de grasa que se utiliza en la receta. Lo ideal es utilizar muy poco aceite, por lo que se recomienda cocinar los refritos en una sartén antiadherente. Además, para reducir aún más el contenido de grasa, puedes escurrir las legumbres previamente a su cocción.

5. No añadas más sal de la necesaria

En general, los refritos tienen grandes cantidades de sodio, ya que la sal es un ingrediente muy utilizado en su preparación. Sin embargo, es importante no añadir más sal de la necesaria. Además de potenciar el sabor de los alimentos, la sal también aumenta la retención de líquidos y puede causar hipertensión. Es recomendable utilizar hierbas y especias para dar sabor.

6. Sé creativo

Finalmente, sé creativo a la hora de preparar tus refritos. La belleza de este platillo es que puedes jugar con diferentes sabores y añadirles los ingredientes que mencionamos anteriormente. Incluso puedes experimentar con diferentes tipos de legumbres para variar un poco tu receta. Lo importante es que sean saludables y que no uses exceso de grasa.

En conclusión, los refritos son una opción muy saludable y nutritiva si se cocinan adecuadamente. Con estos simples consejos, puedes asegurarte de que tu platillo tenga el sabor que desees sin excederte en grasas y otros ingredientes poco saludables. Anímate a probar diferentes combinaciones y a disfrutar de la cocina casera y saludable. ¡Buen provecho!