Colador de malla fina: ¿el secreto para refritos más ligeros?

Introducción

Uno de los secretos mejor guardados en la cocina para preparar refritos más ligeros es usar un colador de malla fina. Aunque a simple vista pueda parecer un utensilio común y sin importancia, ¡no te dejes engañar! El colador de malla fina tiene múltiples beneficios cuando se trata de preparar algunos de los platillos más populares en la cocina mexicana.

¿Qué es un colador de malla fina?

Comencemos por definir lo que es un colador de malla fina. Como su nombre lo indica, es un tipo de colador que tiene una malla muy fina. Se utiliza para colar líquidos o sólidos, y su principal función es separar cualquier sólido o impureza, dejando solamente el líquido filtrado. Hay diferentes tipos de coladores en el mercado, desde los que tienen una malla gruesa hasta los que tienen una malla muy fina. En particular, el colador de malla fina es importante para preparar refritos más ligeros.

¿Por qué usar un colador de malla fina en los refritos?

La respuesta es simple: un colador de malla fina separa el líquido de los ingredientes sólidos, dejando solamente el líquido ligero que es esencial para hacer que los refritos tengan una textura suave y cremosa. Para lograr el resultado deseado, es necesario pasar la masa por el colador de malla fina después de haberla cocido y antes de comenzar con el refrito. Esto permite que se retire el exceso de líquido y los sólidos que no se deshacen para conseguir una consistencia perfecta.

Beneficios de usar un colador de malla fina en los refritos

Además de conseguir refritos más ligeros, el colador de malla fina tiene otros beneficios importantes.
  • Reduce el contenido de grasa: Al retirar el exceso de líquido y grasa, los refritos no serán tan pesados ​​ni grasosos, lo que resulta en una comida más saludable y ligera.
  • Mejora el sabor y la textura: El colador de malla fina elimina los ingredientes sólidos que no se deshacen y deja solo el líquido esencial de los mismos, lo que resulta en una consistencia suave y cremosa.
  • Ahorro de tiempo: Al usar un colador de malla fina, eliminas la necesidad de cocinar los ingredientes por un período de tiempo más prolongado para hacer que se disuelvan.

Cómo usar un colador de malla fina en los refritos

Ahora que conoces los beneficios de usar un colador de malla fina para preparar refritos, es importante saber cómo usarlo correctamente. Para comenzar, cocinarás los ingredientes de la misma forma que si fueras a preparar unos refritos convencionales. Una vez que los ingredientes se hayan cocido, vierte la masa en el colador de malla fina colocado en la parte superior de una olla grande. Usando una cuchara de madera, presiona la masa a través de la malla para eliminar los sólidos y el exceso de líquido. Repite este proceso hasta que hayas pasado toda la masa por el colador. Los sólidos que queden en la malla deben ser desechados. Una vez que hayas pasado toda la masa por el colador de malla fina, comienza con el refrito como lo harías normalmente.

Conclusión

En conclusión, el colador de malla fina es un utensilio que no debería faltar en ninguna cocina, especialmente si te gusta cocinar platillos mexicanos. Los refritos son uno de los platillos más populares y, con el uso del colador de malla fina, puedes reducir el contenido de grasa y obtener una textura suave y cremosa. No te pierdas la oportunidad de preparar los refritos más ligeros y deliciosos de tu vida con la ayuda de este sencillo utensilio de cocina. Pruébalo y verás la diferencia que hace en tus platillos. ¡Bon appetit!