Aprovecha los refritos sobrantes para hacer hummus casero

Aprovecha los refritos sobrantes para hacer hummus casero

Si te sobraron refritos de la comida y no sabes qué hacer con ellos, aquí te traemos una deliciosa solución: ¡aprovéchalos para hacer hummus casero! Esta receta es muy fácil de preparar y no necesitas muchos ingredientes, así que saca tus espátulas y manos a la obra.

Para esta receta de hummus de refritos, necesitarás las siguientes cosas:

- 2 tazas de refritos sobrantes
- 2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo)
- 2 cucharadas de jugo de limón fresco
- 2 dientes de ajo picados
- 1/2 cucharadita de comino molido
- 1/4 taza de aceite de oliva
- Sal y pimienta al gusto
- 1/4 taza de agua (o más, si es necesario)

Primero, toma tus refritos y ponlos en un procesador o licuadora. Agrega la pasta de tahini, jugo de limón fresco, ajo, comino, aceite de oliva, sal y pimienta. Mezcla todo hasta que quede una mezcla suave y cremosa. Si la mezcla está demasiado espesa, agrega un poco de agua adicional hasta que alcance la consistencia deseada.

Una vez que la mezcla esté lista, prueba para asegurarte de que tenga el equilibrio adecuado de sabores. Si es necesario, agrega más sal y pimienta. Si te gusta un sabor más intenso a ajo o comino, agrégalo a tu gusto.

Para servir, vierte la mezcla en un plato y rocía con un chorrito de aceite de oliva adicional. También puedes espolvorear un poco de comino molido o paprika para darle un toque de color y sabor. Sirve con verduras crudas, pan pita tostado o cualquier otra cosa que te guste para mojar.

Una variación para esta receta es agregar otros ingredientes a la mezcla. Si tienes hierbas frescas como cilantro o perejil, agrégalo para darle un aroma fresco. También puedes agregar chiles picados o una cucharada de sriracha para darle un poco de picante. Si te gusta el hummus más cremoso, agrega una cucharada de yogur natural griego. ¡Las opciones son infinitas!

Además, esta receta es bastante saludable a pesar de usar refritos sobrantes. Los refritos contienen proteínas y fibra, lo que los convierte en un ingrediente nutritivo. El tahini también es rico en proteínas, grasas saludables y vitamina E. El ajo es excelente para el sistema inmunológico y el aceite de oliva es una excelente fuente de grasas saludables.

En conclusión, esta receta de hummus de refritos es fácil, deliciosa y nutritiva. Es una excelente manera de usar sobras y hacer algo creativo con ellas. Y lo mejor de todo, es un aperitivo perfecto para una fiesta o simplemente para picar en cualquier momento del día. Pruébalo y cuéntanos cuál es tu ingrediente secreto para el hummus. ¡Buen provecho!