Salsa de cebolla y tomate para refritos

Introducción

Si eres un amante de la cocina, sabes que no hay nada mejor que una buena salsa para complementar tus platillos. Algunas de las salsas más populares son la salsa roja y la salsa verde, pero ¿qué pasa con la salsa de cebolla y tomate?

Esta salsa puede ser un gran complemento para cualquier platillo, desde refritos y tacos hasta carnes y pescados. En este artículo, vamos a compartir contigo nuestra receta favorita para hacer salsa de cebolla y tomate para refritos. ¡Ponte tus mandiles y comencemos!

Ingredientes

  • 1 cebolla mediana
  • 2 tomates medianos
  • 1 chile serrano
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal al gusto

Paso a Paso

Paso 1: Cortar los ingredientes

Comenzaremos por lavar y picar finamente la cebolla, tomates, chile serrano y ajo. Es importante picarlos en pedazos pequeños para que se cocinen de manera uniforme.

Paso 2: Sofreír la cebolla y el ajo

En una sartén, calienta una cucharada de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo picados y sofríe hasta que estén dorados.

Paso 3: Agregar los tomates y el chile serrano

Una vez que la cebolla y el ajo estén dorados, agrega los tomates y el chile serrano picados. Cocina durante unos minutos hasta que los tomates se suavicen.

Paso 4: Sal al gusto

Una vez que los tomates se han suavizado, agrega la sal al gusto y mezcla bien. Continúa cocinando hasta que los tomates estén completamente cocidos y la salsa tenga una consistencia suave.

Consejos prácticos para una salsa de cebolla y tomate perfecta

  • Si quieres una salsa más picante, puedes agregar un segundo chile serrano o utilizar un chile más picante como el chile de árbol.
  • Si prefieres una salsa más suave, puedes retirar las semillas del chile serrano antes de picarlo.
  • Para darle un toque de acidez a la salsa, puedes agregar una cucharadita de vinagre blanco o jugo de limón.
  • Si te gusta la textura de la salsa más gruesa, agrega medio tomate más y cocina hasta que esté suave.
  • Puedes utilizar esta salsa caliente o fría, dependiendo de tus preferencias.

Conclusión

La salsa de cebolla y tomate es una deliciosa manera de complementar tus platillos favoritos. Es fácil de hacer y los ingredientes son fáciles de encontrar. Esperamos que nuestra receta te haya gustado y puedas ponerla en práctica para darle un toque especial a tus refritos y otras comidas.