Refrito de guisantes con menta y limón

Refrito de guisantes con menta y limón

Los guisantes son una legumbre muy nutritiva y versátil en la cocina. Se pueden utilizar en ensaladas, sopas, guisos y muchos otros platillos. Hoy te enseñaremos cómo hacer un refrito de guisantes con menta y limón, que es una opción fresca y deliciosa para disfrutar en cualquier época del año.

Ingredientes:
- 2 tazas de guisantes frescos o congelados
- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 1 cebolla picada finamente
- 2 dientes de ajo picados finamente
- 1 cucharadita de semillas de comino
- 1 cucharadita de semillas de cilantro
- 1/2 cucharadita de sal
- Pimienta negra al gusto
- El jugo de medio limón
- 1/4 taza de hojas de menta fresca picada

Preparación:

1. Cocina los guisantes en agua con sal durante unos 5 minutos o hasta que estén al dente. Escúrrelos y reserva.

2. Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo picados y revuelve hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.

3. Agrega las semillas de comino y cilantro y revuelve durante unos segundos hasta que comiences a sentir el aroma. Luego, agrega los guisantes al sartén y mezcla todo bien.

4. Agrega sal y pimienta al gusto y continúa mezclando hasta que los guisantes estén calientes.

5. Agrega jugo de limón al gusto y la menta picada. Revuelve todo bien y cocina por un par de minutos más.

6. Sirve caliente y disfruta como guarnición o plato principal.

Este refrito de guisantes es una opción saludable y fresca para una comida rápida o como guarnición para un platillo más elaborado. Además, los guisantes son una fuente importante de proteína vegetal, fibra y vitaminas, lo que lo convierte en una opción nutritiva para toda la familia.

¡Te recomendamos probarlo hoy mismo y descubrir lo delicioso que puede ser este platillo!