Los frijoles sobrantes pueden congelarse por hasta 6 meses

Los frijoles sobrantes pueden congelarse por hasta 6 meses

A veces, nos preparamos grandes porciones de frijoles y nos sobra una cantidad considerable. En estos casos, es importante saber que los frijoles sobrantes se pueden congelar por hasta seis meses. En este artículo, te explicamos cómo preparar tus frijoles para que puedas almacenarlos en el congelador y tenerlos listos cuando los necesites.

Preparación de los frijoles sobrantes

Antes de empezar a congelar los frijoles, es importante tomar en cuenta ciertos factores para asegurarnos de que el proceso de congelación sea exitoso.

Primero, es importante esperar a que los frijoles se enfríen antes de guardarlos en el congelador. Si los metes al congelador mientras aún están calientes, pueden generar humedad y dañar el resto de los alimentos que tengas almacenados.

Segundo, es importante elegir el recipiente adecuado para almacenar los frijoles. Elige un contenedor resistente al frío y que sea hermético para evitar la entrada de aire que pueda afectar la calidad de los frijoles.

Tercero, si decides congelar tus frijoles en porciones individuales, asegúrate de no llenar el contenedor por completo. Deja espacio para que los frijoles puedan expandirse durante el proceso de congelación.

Congelación de los frijoles sobrantes

Una vez que has preparado tus frijoles para el almacenamiento, es hora de congelarlos.

Primero, coloca los frijoles en el recipiente que has elegido y asegúrate de que el contenedor esté herméticamente cerrado.

Segundo, coloca el contenedor en el congelador y asegúrate de que está en una posición plana para evitar que se derrame.

Tercero, espera pacientemente. Para que los frijoles se congelen por completo, es necesario que el proceso dure al menos varias horas. Te recomendamos dejarlos en el congelador durante toda la noche para asegurarte de que estén completamente congelados.

Descongelación de los frijoles sobrantes

Cuando llegue el momento de usar los frijoles que has congelado, es importante saber cómo descongelarlos adecuadamente.

Primero, saca el contenedor del congelador y colócalo en el refrigerador. Permite que los frijoles se descongelen lentamente durante varias horas.

Segundo, una vez que los frijoles están completamente descongelados, caliéntalos en una olla a fuego medio-bajo. Asegúrate de removerlos constantemente para evitar que se quemen.

Tercero, cuando los frijoles están calientes, puedes servirlos como lo harías normalmente.

Recetas con frijoles sobrantes

Ahora que sabes cómo congelar y descongelar adecuadamente tus frijoles sobrantes, es hora de empezar a experimentar con diferentes recetas.

Aquí te dejamos algunas ideas para que puedas empezar:

1. Frijoles refritos: Una de las recetas más populares con frijoles sobrantes son los refritos. Todo lo que necesitas es una sartén, un poco de aceite y tus frijoles congelados. Calienta el aceite en la sartén y añade los frijoles congelados. Machaca los frijoles con un tenedor o un molinillo hasta que estén suaves y cremosos.

2. Sopa de frijoles: Para preparar esta receta, necesitarás un poco más de tiempo, pero el resultado vale la pena. En una olla, añade tus frijoles congelados, un poco de tocino y cebolla. Agrega agua y hierbas frescas como cilantro y orégano. Deja que todo hierva a fuego lento por varias horas hasta que los sabores se mezclen.

3. Burritos de frijoles: Los burritos de frijoles son una cena rápida y fácil que puedes preparar usando tus frijoles congelados. Todo lo que necesitas es una tortilla, queso rallado y tus frijoles calientes. Añade la cantidad deseada de frijoles a la tortilla y cubre con queso rallado. Dobla la tortilla para envolver los frijoles y dora en una sartén.

Conclusión

Como puedes ver, los frijoles sobrantes se pueden congelar y almacenar para su uso posterior. Sólo necesitas prepararlos adecuadamente para asegurarte de que se mantengan frescos y sabrosos. Ya sea que los utilices para hacer frijoles refritos, sopa o burritos, los frijoles congelados pueden ahorrarte tiempo y dinero. ¡Pruébalos hoy y comprueba lo fácil que son!