Arroz blanco con cilantro

Introducción

El arroz es el ingrediente principal en muchos platos de comida alrededor del mundo, y es uno de los carbohidratos más consumidos por las personas. Sin embargo, a veces comer arroz blanco puede ser aburrido ya que no tiene mucho sabor por sí solo. Pero eso no significa que no se le pueda dar un toque diferente. En este artículo hablaremos sobre cómo hacer arroz blanco con cilantro, una opción muy sencilla y deliciosa para darle un sabor diferente a este popular ingrediente.

Preparación del arroz

Para hacer arroz blanco, es importante elegir un buen arroz que tenga un alto contenido de almidón. El arroz de grano largo es perfecto para esto, ya que es rico en almidón y se cocina bien sin pegarse. En un recipiente de fondo grueso, debe colocar una taza de arroz y dos tazas de agua. Es importante lavar el arroz antes de cocinarlo para quitar todo el almidón superficial y que no quede pegajoso. Luego, deja que el agua empiece a hervir y baja el fuego al mínimo. La clave para un buen arroz es dejarlo cocinar a fuego lento, sin revolver, durante 18-20 minutos o hasta que el agua se haya evaporado por completo.

Añadiendo cilantro

Una vez que el arroz esté listo, es el momento de añadir cilantro. El cilantro es una hierba muy aromática que le da un sabor fresco y exótico al arroz. Para esta receta, necesitas cortar un manojo de cilantro en trozos pequeños. Primero, debes mezclar el cilantro cortado con una cebolla picada y un diente de ajo finamente picado en una sartén. Agrega aceite de oliva y cocine a fuego medio hasta que las cebollas estén doradas. Esto creará una base aromática que agregará profundidad al sabor del arroz.

Agregando sabor

Una vez que las cebollas y el ajo estén dorados, es hora de agregar el arroz blanco que preparamos en el primer paso en la sartén. Revuelve bien para que los sabores se mezclen, pero ten cuidado de no romper los granos de arroz. Una vez que el arroz esté bien mezclado con las cebollas y el ajo, agrega un poco de sal y pimienta al gusto. También puedes agregar un poco de jugo de limón fresco para darle un sabor cítrico, pero ten cuidado de no agregar demasiado ya que esto puede hacer que el arroz se vuelva un poco amargo.

Listo para servir

Una vez que hayas mezclado el arroz blanco con las cebollas y el ajo, cocínalo por un par de minutos y luego retira del fuego. Cubre la sartén y deja reposar el arroz durante unos minutos para que los sabores se integren bien. Finalmente, cuando esté listo para servir, decora con un poco de cilantro picado para darle un toque fresco y colorido.

Conclusión

El arroz blanco es un alimento básico en muchos hogares y es muy versátil en términos de cómo se puede preparar. La adición de cilantro le da un toque muy agradable que cambiará por completo el sabor del arroz. Además, el cilantro es muy beneficioso para la salud ya que contiene vitaminas y antioxidantes. ¡Anímate a probar esta receta y disfruta de un arroz blanco con cilantro diferente y delicioso!